martes, 6 de diciembre de 2016

De niña inocente a loba

Hola a todos, este es mi primer relato y espero que os guste bastante, ante todo primero me presentaré. Me llamo Iris, tengo 25 años y soy una chica de estatura media y entrada en carnes, siempre me ha gustado dos cosas de mí, mi culo gordito y respingón y mis tetas enormes, uso una 120 de sujetador, con eso ya está todo dicho. Hace tiempo que tengo ganas de plasmar mis andanzas sexuales que desde el principio han sido una completa locura, y que mejor forma de hacerlo que por aquí.

Javi, sin duda siempre ha sido Javi, mi amor de juventud, el chico del cual llevaba enamorada desde los 14 años. Javi era parte de mi grupo de amigos (grupo por llamarlo de alguna forma puesto que solo éramos tres). Sara, Javi y yo. Los tres íbamos a fiestas juntos, estudiábamos juntos y quedábamos para cualquier cosa sin que este supiera que estaba locamente enamorada de él. Mi mayor error a mis 19 años fue confesárselo todo a mi "amiga" Sara. Sara era un putón indescriptible, se follaba a todo aquel que sentía un mínimo interés por ella, pero yo era muy diferente a mis 19 años todavía virgen yo buscaba el amor verdadero.

El primer sábado después de mi gran confesión a Sara, Javi organizó una fiesta en su enorme de tres plantas sin sus padres a la cual vino mucha mas gente. Empezamos todos a beber y a soltar tonterías por la boca. Cuando el grado de alcohol era bastante notable la mitad de los invitados se habían ido y solo quedábamos nosotros tres y un par de chicos mas medio dormidos en el sofá: Durante toda la noche Sara y Javi habían estado tonteando un poquito, cosa que no me hizo ni puta gracia, pero lo mas fuerte fue cuando ambos desaparecieron del salón juntos, dejé que pasaran cinco minutos y justo después fui buscándolos por toda la casa.

No podía estar pasando esto, me estaba imaginando lo peor, yo estaba enamorada de él, locamente enamorada, y mi amiga... ¿sería capaz la muy guarra de follárselo después de confesarle mi amor por él?

Subí hasta el dormitorio principal, y efectivamente, mis peores pesadillas se cumplieron, la puerta entreabierta dejaba asomarse al exterior la tenue luz de una lámpara de noche a la vez que mis oídos empezaban a mostrarme en forma de risitas y cuchicheos lo que de verdad estaba pasando. ME asome ligeramente sin ser vista y vi como Sara se le estaba comiendo la boca mientras Javi estaba recostado y... OH DIOS!!! Javi tenía la polla fuera y ella le estaba haciendo una paja.

Jamás había visto una polla en directo, y debo confesar que aunque me moría de rabia, ver esa polla cambio mi mundo, tan gorda, dura, y desear que fuera mi mano la que lo pajeara. De repente empezó a sonar un teléfono, era el de Sara, no sé quien sería pero al momento se levanto muy nerviosa, se arreglo y pude oír un... "voy para allá", tenía que esconderme, asique me metí en el baño de enfrente y espere a que se marchara.

En ese momento todo cambio en mi, dejé de ser Iris la enamoradiza y dulce, estaba furiosa, furiosa y excitada. No sé por que pero decidí entrar en la habitación donde Javi aún seguía con la polla fuera, se asustó un poco al verme pero no alcanzo a decir nada, fui hacia él y le di un bofetón que cayó a la cama.
- ¿Que? ¿Te gusta joder las ilusiones de la gente?

Le dije mientras le arrancaba bruscamente los pantalones.
- Pues a mí no me vais a joder.

Cogí su polla que aun estaba gorda y dura y sin pensarlo, cegada por la rabia y el alcohol me la metí en la boca a lo bestia, noté como entraba caliente gorda y palpitante mas allá de la campanilla, joder que puta sensación tan placentera, jamás me había sentido tan bien, la saque mientras me venía una arcada y se la deje llena de babas. El todavía no podía creérselo, no había dicho ni una palabra, aunque tampoco lo dejé.

Me incorpore y mientras la saliva aun corría por mi cuello me fui desnudando entera sin que el me quitara ojo de encima sin creer lo que pasaba. Cuando estuve desnuda me abrí los labios del coño y le dije:
- ¿Que pasa que mi coño no es suficientemente bueno cabrón?

Me subí encima de él sin dejarle contestar y clavé su perfecta polla en mi coño de golpe.

Dolor me dolía muchísimo pero no pensaba parar, ni siquiera cuando vi que por hacerlo tan brusco mi coño estaba sangrando manchándole toda su polla. Seguí botando encima de él como una loca, con mis tetas moviéndose en todas direcciones y el pobre Javi sin poder hacer nada. Lo agarre con una mano del cuello mientras que con la otra lo iba abofeteando al ritmo de mis envestidas.
- ¿Cabrón te vas a correr?

Dije entre gemidos mientras el empezaba a suspirar mas fuerte.
- Córrete, mánchame de tu leche rica y hazme sentir una puta.

Rápidamente me baje de su polla y empecé a meneársela, estaba manchada de flujo y sangre por haberme desvirgado a lo bestia, y entonces ocurrió... Empezó a brotar su leche como de una fuente y a caerme en mi cara, estaba ardiendo, me quemaba cada gota que me caía, hasta que finalmente paro, me limpie la cara con sus sabanas y me subía a la cama abierta de piernas con mi coño dolorido encima de él, estaba extasiado y aun alucinando por lo que acababa de pasar. Me puse sobre el de cuclillas y comencé a mearme en todo su cuerpo, intentó escapar ante eso tan asqueroso, pero mi mirada aún furiosa lo contuvo.

Termine y me baje, dejándolo ahí entre meados flujo sangre y su leche mientras me vestía
- Te he marcado, ahora serás mío siempre.

Baje las escaleras y salí de su casa sin creer que yo, la inocente Iris se había convertido en una loba.

Espero que os haya gustado, si es así, pronto os contare lo que ocurrió los días siguientes, esto solo es el principio.

Besos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Puedes ser el primer comentario... ¡Date prisa!

Ir arriba