jueves, 7 de julio de 2016

Mi esposa se dejo

Mi esposa y yo hemos estado casados por 16 años con tres hermosos hijos, y nos amamos mucho, pero nuestras relaciones sexuales se habían enfriado, habíamos caído en una rutina aburrida, empecé a leer la pagina de todo relatos en la categoría de tríos, y me empecé a dar cuenta que mientras leía los relatos tenía un bulto tremendo en mis pantalones, mis fantasías empezaron a cruzar mi mente, y cuando estábamos cogiendo le decía a Lucy mi esposa, que imaginara que estaba cogiendo con otro y notaba que se excitaba más de lo normal, poco a poco fueron aumentando nuestras fantasías, le compré un consolador de látex, copia de una verga bien detallada, me costo trabajo pero logré persuadirla que lo usara mientras me mamaba la verga, nos calentamos demasiado y me vine en su boca, eso ella no lo acostumbraba pero disfruto de mi leche.

Lucy tiene 38 años, se conserva muy guapa y súper buena, tiene un buen par de tetas (36 C) un estomago muy plano con unas suculentas nalgas mide 1.72, pesa 55Kilos. Siempre fue muy recatada y fui su primer novio. Últimamente empecé a imprimir relatos de tríos y dejarlos en la recamara para que los leyera, no fallaba siempre que los leía teníamos sexo y casi siempre incluíamos a su consolador en nuestros juegos la pasábamos muy bien, le inventé que la verga de hule se parecía mucho a la de mi amigo Paco y notaba que sus orgasmos eran muy intensos, en las sesiones de sexo le comentaba al oído cuando estábamos en el clímax que si quería coger con mi amigo Paco, ella se estremecía con un súper orgasmo pero no decía nada, yo me corría de inmediato.

Cuando teníamos reuniones con otros matrimonios notaba como mi esposa veía a Paco, yo le decía al oído no te lo…. Y ella solo sonreía. Paco es amigo mío desde la preparatoria juntos empezamos a andar con varias amigas, siempre fuimos compañeros de parrandas, yo lo llevé a estrenarse con las putas, somos muy amigos, pero desde que se caso se separó un poco de sus amigos, su esposa es muy posesiva y elitista pues es muy adinerada, él es descendiente de abuelos Suizos muy guapo, mide 1.82 mts. es fuerte pues siempre ha hecho ejercicio, de pelo negro, tez blanca, ojos azules y bigote bien cortado.

Un día me llamo Paco para invitarme a comer, pues su esposa había salido de la ciudad, le llame a Lucy para decirle que iba a comer con Paco, que si no se le ofrecía "algo", se molestó por mi insinuación, me dijo; no estés jodiendo con eso, nunca lo voy a hacer y me colgó la bocina. Llegué al restaurante donde nos citamos, pedimos unos tragos empezamos a platicar muy amenamente de todas nuestras aventuras, nos tomamos tres rondas más de tragos, ordenamos de comer con dos botellas de buen vino tinto luego los postres y el anís, para ese momento estábamos un poco borrachos, me dijo que por que no nos íbamos a su casa a seguir tomando pues estaba solo, le dije que sí, que Lucy estaba molesta conmigo y que no tenía ganas de llegar temprano a casa.

Ya en su casa saco una botella de ron, nos hicimos unas cubas y seguimos platicando, el tema se convirtió en sexo me dijo; que con su esposa estaba muy alejado que casi no tenían relaciones, que el mundo de ella es la alta sociedad que él ya estaba cansado de tanto blof, me pregunto por Lucy, que por que estaba molesta, le dije que no se lo podía decir, seguimos tomando como Cosacos, le comente que empezara a jugar con fantasías con su mujer para mejorar su relación matrimonial, que a mí me estaba funcionando, él me confió, ella es dos caras, siempre anda con un montón de viejas del patronato de obras de caridad y curas, son puros hipócritas, vivimos juntos por conservar nuestra imagen de matrimonio feliz, pero la realidad es que nuestra vida sexual la llevamos por separado, a ella le gustan mucho los jovencitos y creo que hasta un curita joven que no se le despegaba se lo estaba tirando, ahora debe de estar cogiendo con algún muchachito, por que inventó su viaje en forma muy precipitada, yo me quedé con la boca abierta.

Me preguntó de nuevo que pasó con la guapa de tu mujer, le pregunté, ¿te parece guapa?, me contestó, pues claro que sí, siempre ha tenido un cuerpazo, una hermosa cara y buen carácter, lastima que me la ganaste y te casaste con ella, no me quedó otra que casarme con Inés, por que con el dinero de su familia se veía muy atractiva, pero siempre me gusto Lucy, sigue estando buenísima, casi se me atraganta la cuba cuando oí eso sentí un respingo en la polla, le pregunto y ¿te gustaría cogerla? Ahora el atragantado era Paco y brincó, por supuesto que sí, rectifico, pero no te vallas a molestar conmigo solo es un supuesto, yo le sonríe y él servía otra ronda de cubas, le dije Paco, tengo una fantasía con Lucy, siento que nos estamos haciendo viejos, pero antes que eso ocurra quisiera hacerla realidad, nuestra vida sexual se a decaído mucho hasta que empecé a leer una pagina de Internet el blog erogeno, donde hay historias muy calientes sobre todo la sección de tríos, Lucy y yo hemos tenido varias fantasías contigo, como si estuviéramos cogiendo los tres y nuestras relaciones han mejorado mucho, el enojo de Lucy es por que le dije que te iba a ver, y que si no se le "ofrecía" nada, se encabronó, dijo que eso nunca lo podría hacer y me colgó la bocina.

Paco estaba más que interesado en la plática tenía su boca abierta y un bulto en su pantalón y la verdad yo también, me preguntó ¿que piensas hacer? Pues nada que si tú me ayudas nos la cogemos entre los dos, ya lo tengo bien pensado, tomé mi trago a fondo, mi amigo rellenó los vasos y me confesó no sabes lo feliz que me haces, he soñado con eso muchos años pero, ¿no afectará nuestra amistad? Le conteste, yo pienso que no pues solo es coger por coger, no la vas a enamorar ¿verdad? Claro que no, me contestó muy formal, ¿y como lo vamos a hacer? Le voy a decir a Lucy que para corresponder a tu invitación a comer, yo los invité a tu esposa y a ti a cenar a la casa el próximo sábado, llegas tú solo por que a última hora tu esposa tuvo que viajar a ver a sus padres a Guadalajara, y si me permites, le voy a contar a mi esposa que Inés y tú tienen problemas para que ella este mas preocupada por ti, y sea mas fácil que le llegues, Paco no daba crédito a mis palabras.

Le recalque, lo que si no te creo es lo de Inés, es verdad lo que te platico me dijo él, quieres pruebas se fue a su habitación, como a los cinco minutos regresó, me dio unas fotos de ella desnuda, le dije esta muy buena, esta hecha de cirugías y silicón me contestó, me paso varias fotos mamando las vergas de dos jovencitos uno blanco y otro moreno de unos 18 años, otra en que un joven se la estaba cogiendo de perrito se notaba que era un trío y uno de los muchachos tomaba varias fotos del otro, ¿convencido? me dijo, las fotos las saque de la cámara digital de Inés, no lo podía creer la verga la tenía a punto de reventar, me dio también una fina tanga negra de su esposa recién usada, que estaba empapada de sus jugos, poco a poco la acerque a mi nariz y despedía un fuerte olor a su panocha.

Paco me contó; llegó al medio día de su "trabajo" y solo me dijo la muy puta que tenía un viaje urgente de negocios, tú ¿lo crees?, entro al baño se cambio de tanga hizo un pequeño equipaje, dijo que mañana regresaba y se fue, yo me di cuenta por que el cesto de la ropa sucia no lo cerro bien, la tanga estaba arriba de la ropa, toda empapada de sus jugos, por eso te llamé para ir a comer por que me sentí encabronado y muy solo, que opinas me dijo, pues que nunca pensé que tú esposa con lo santurrona que se veía fuera toda una puta, está bastante buena, y huele muy rico le conteste en broma, estoy muy excitado de ver todo esto, le mostré mi bulto, pues sácala dedícale una paja, abrí mi pantalón me la empecé a pajear viendo todas las fotos de su esposa y oliendo su tanga en un momento estaba a punto de venirme le dije donde, me contesto en la tanga, la froté en mi verga se sentía delicioso el roce de la tela, pronto la llenaba con mi leche y se mezclaba con los jugos de ella, él también tenía su polla de fuera se la estaba jalando, tomó una servilleta empezó a gemir y a venirse con mucha fuerza se le veía una verga gorda blanca con una cabezota muy grande morada, jadeando decía, esta se la dedique a Lucy, reímos y fuimos al baño a asearnos, regresamos a la mesa del comedor.

Le pregunté, que hacemos con la tanga esta llena de leche, la vio, dijo tengo una idea, se fue a su recamara, regreso con todas las pantaletas y tangas de su mujer, en la parte que va pegada al coño me decía pon una gotita de tu leche para que mi mujer la pruebe, así le pusimos a todas sus pantaletas estábamos locos de risa haciendo eso, las doblamos otra vez y las pusimos en su lugar, cada vez que use unas me voy a acordar de ti, y mi mujer no sabe ni por que se me para el pito ja, ja, ja, bueno ya es un poco tarde me voy por que Lucy debe de estar molesta, dile que el sábado la voy a contentar nos dimos un gran abrazo y me fui a casa.

Mi esposa me estaba esperando, me dijo vienes medio tomado ¿verdad?, Pues si estuvimos platicando y tomando Paco y yo, Lucy me dijo ven a cenar algo, nos fuimos a la cocina, por cierto le dije; los invite a cenar el próximo sábado pues estuve en casa de Paco e Inés, pero ella tubo que salir de viaje de negocios repentinamente pero regresa mañana, Lucy dijo; esa Inés siempre con sus negocios como si les faltara dinero, siempre dejó a sus hijos en manos de sirvientas, y ahora los manda al extranjero a estudiar. Pues sí, Paco me contó ya medio borracho varias cosas de su matrimonio, que casi no se llevan como esposos que están juntos solo para cubrir apariencias, que se siente muy solo, llevan meses sin tener relaciones, que ella le anda poniendo el cuerno. Le recalque a Lucy; pobre Paco, debieras de platicar con Inés, me contestó, no yo no me meto en asuntos que no me incumben ya ves como es ella, pobre amigo con esa mujer.

Por otro lado estuvimos recordando viejos tiempos pues estamos cuarentiando y sentimos que en un parpadeo nos hicimos viejos, por cierto me comento que cuando éramos jovencitos tu le gustabas mucho, que solo por que éramos muy amigos no te conquistó, que se debió casar contigo que eres muy guapa y de buen carácter, que casarse con Inés fue el peor error, por que se siente muy solo. Lucy se quedó con la boca abierta y me cuestiono ¿eso te dijo? Sí le conteste, y tú ¿que le dijiste? Que soy mas chingón que él, por que yo sí te conquisté a ti mi amor, bueno vamos a dormir dijo ella en forma pensativa.

Le dije a mi esposa que si podía mandar a nuestros hijos el próximo sábado a casa de su hermana para que visitaran a sus primos, para tener una cena más intima y para atenderlos mejor, por que ya sabes como se la gastan tus hijos con su música, sus ruidos y se lucen más cuando hay visitas OK dijo ella.

El viernes en la noche le imprimí otro relato caliente de trío, se lo deje a mi esposa para que lo leyera en vos alta pues no tenía mis lentes a la mano, ella lo empezó a leer mientras yo le acariciaba sus tetas y le pellizcaba suavemente los labios de su coño masturbando su clítoris en el interior de los mismos, eso le gusta mucho, cuando no aguantaba más la calentura me hice el dormido, ella se quedó bien caliente.

Al día siguiente le llamé a Paco para confirmar la cita, me dijo que estaba puesto y ansioso lo cite a las 9.00 PM. Su esposa estaba de "viaje" le dije perfecto, me preguntó si no me había arrepentido le dije que no, pero que tenia que ser muy sutil y seductor con mi esposa pues ella no sabia nada de nuestros planes.

Lo clásico de las señoras a las 8.30 PM. ¿Que me pongo? Ponte un vestido negro que tienes muy bonito, se lo saque del closet, no me contesto, es muy escotado me queda muy pegado y es demasiado corto y ya ves como es Inés de criticona, le conteste, pero se te ve súper bien, solo le va a dar envidia por que con todo y sus cirugías no tiene tu cuerpo, yo que tú me lo ponía nada más para verle la cara, me dijo, tienes razón, a Paco se le va a caer la baba cuando te vea, no se si la de arriba o la de abajo, me gritó grosero, le escogí una diminuta tanga negra y un sostén negro pequeñito de media copa para que se le vieran espectaculares sus pechos, se maquillo perfectamente, unos zapatos de tacón muy alto, unas gotas de fino perfume y listo se veía súper, estas buenísima. Yo estaba nervioso y con la polla medio dura.

A las nueve en punto sonó el timbre, y corrimos a la sala a recibirlos, abrí la puerta, era mi amigo Paco, con un gran ramo de de rosas rojas para mi mujer, y una cesta con dos botellas (una de Coñac y otra de champaña) con nueces y chocolates, le besó la mejilla a Lucy cerca de la boca, inmediatamente disculpó a su esposa que no pudo venir, por que su padre se sintió mal del corazón, se fue a Guadalajara a verlo, pero que no era grave el asunto, y me dio pena que canceláramos la cena a las seis de la tarde, le dije no hay ningún problema pasa y siéntate, Lucy ponía las rosas en un florero se agachó para acomodarlo en la mesa de la sala y se le subió el vestidito, los ojos de Paco directo a sus nalgas, mi mujer se giró hacia mi amigo y le dijo; muchas gracias están bellísimas, Paco le contestó tu estás mucho más bella, los colores subían en la cara de mi esposa, le pregunté que te sirvo, dame un Ron y tu Lucy, una piña colada, me fui a la cantina a preparar los tragos le cargué la mano de Ron a la bebida de mi mujer, mientras hacía un poco de tiempo para que platicaran.

Regrese con las bebidas y brindamos, puse música suave platicamos de todo, los ojos de Paco destellaban subían de las piernas a los pechos de mi esposa, Lucy era toda sonrisa se veía radiante, serví otra ronda y puse a enfriar la botella de champagne, ellos seguían platicando, brindamos de nuevo, Paco le decía que cada día estaba más bella que no parecía que hubiera tenido tres hijos, yo asentía lo dicho por mi amigo, le dije a mi esposa, estas mejor ahora que cuando nos casamos, Lucy se levantó por otro platón de botanas, y regreso caminando como modelo moviendo muy rico sus nalgas, se agacho un poco de más para ponerlo en la mesa de centro, y vi los ojos azules de Paco como escudriñaron las nalgas de mi mujer, mi amigo le dijo que rico perfume usas me dejas acercarme a olerlo, ella asintió con la cabeza él se puso de pie, se cerco a sus oídos y rozo su nariz en ellos, mientras sus ojos se posaban en sus tetas, se le notaban abultados los pantalones y a mi mujer sus pezones se empezaban a marcar en su vestido.

Ella dijo por que no cenamos de una vez por que la bebida me esta mareando un poco, y sí seguimos tomando así no les voy a dar de cenar, pasamos a la mesa a cenar, Lucy preparo unos espaguetis a la mantequilla y unas pechugas de pollo a la jardinera, con un buen vino rosado, Paco dijo en la cena, al estar comiendo el pollo, que ricas están tus pechugas, paseando sus ojos por las tetas de mi mujer, yo comenté, sí riquísimas y son naturales, mi esposa me volteó a ver riendo y me grito lépero, tomamos el postre, luego serví unas copas de coñac, en la sobremesa Paco nos dijo; que gusto me da ver a un matrimonio que se lleva tan bien, en cambio Inés y yo solo estamos juntos para cubrir las apariencias con nuestros dos hijos que están en Inglaterra estudiando, porque le estorban a su madre. Lucy le pregunto ¿y no tienen relaciones de esposos?, Y él le contestó que prácticamente no, que tenían más de dos meses de no hacerlo.

Les dije fuera tristezas vamos a divertirnos, les rellene las copas y les propuse un brindis cruzado por nuestra amistad, nos pusimos de pie y tomamos la copa a fondo, puse música para bailar, paco le dijo a mi mujer ¿bailas? Ella le extendió el brazo y empezaron a bailar, mientras yo levantaba los platones y copas vacías los llevaba a la cocina, los dejé como quince minutos solos, descorche la botella de champagne, serví tres copas largas, cuando regresé alcancé a ver a mi esposa como separaba a Paco, él subía su mano a la espalda seguían bailando lentamente, me senté en la sala a verlos bailar, mi esposa cuando estaba Paco de espaldas me guiñaba un ojo y Paco la oprimía hacia él, termino la música y Paco se sentó junto a mí, mientras mi esposa fue a poner otro CD.

Puso música de Blues empezó a bailar ella sola mientras tomábamos la champaña, las burbujas le estaban afectando a Lucy, pues tomo su copa a fondo y seguía bailando cada vez mas sensual, me estiro su brazo para que yo bailara con ella, me levanté a bailar se pegó como imán, sentía como embarraba su pelvis en mi verga yo le empecé a pasar mis manos por sus nalgas, le dije al oído te lo…. ella me besaba el cuello, poco a poco le fui levantando el vestido por la parte de atrás para que Paco tuviera una vista completa de sus redondas y respingonas nalgas, no se si mí esposa se dio cuenta y no dijo nada, termino la pieza, mi amigo había rellenado las copas de nuevo, brindó por la mujer más hermosa, yo la hice girar, levantamos las copas las tomamos a fondo, estábamos bastante alegres con la Champaña bailando los tres con los brazos entrelazados, me disculpé y me fui al baño a orinar, cuando salí del baño regresaba a la sala me detuve un momento a verlos.

Paco bailaba con mi mujer, ella se pegaba, él pasaba suavemente sus manos por las nalgas de mi esposa, yo estaba muy caliente viendo como él la besaba tímidamente en las mejillas y oídos, sin hacer ruido me acerque a bailar por atrás de mi mujer la oprimía contra mi amigo restregando mi paquete en su trasero, ella giró con sorpresa, yo la besaba rozando mi lengua con la suya, ahora Paco le pegaba su paquete en las nalgas acariciando sus tetas por los costados, ella se dejó hacer, restregaba con movimientos muy sensuales su panocha en mi durísima polla, le guiñe un ojo, entonces mi mujer se giró hacia mi amigo, lo beso apasionadamente y rozaban sus lenguas, aproveché para soltar su sujetador y bajar su vestido a la cintura, quedando sus hermosas tetas al aire con sus pezones rosas súper parados, Paco tomó uno en su boca lo besaba y chupaba con todo, yo me le prendí al otro mamándolo con todo, una mano de mi amigo debajo de su vestido dediando su panochita y mi mano estrujando sus nalgas.

Así estuvimos un rato, hasta que los gemidos y la respiración de mi mujer eran muy fuertes, llevamos a mi esposa al sillón casi desmayada del placer que le dimos, quedó sentada en la orilla, Paco le quitó su tanga, le separó sus piernas se hincó a mamarle su coñito, las mejillas de Lucy estaban rojas jadiaba, me desabroche el pantalón brinco mi verga estaba durísima, se la acerqué a su cara, mi mujer la mamaba con todo, mientras le jalaba su vestido hacia arriba para dejarla desnuda, ella nos suplicaba jadiando y gimiendo cójanme no puedo más.

Paco se desnuda rápidamente y ¡en la madre, tenia una vergota! blanca muy gruesa y venosa que contrastaba con una cabezota morada soltando líquidos espesos, puso de pie a Lucy la hizo girar escudriñando el cuerpo con sus ojos, y dijo, estas buenísima siempre tuve muchas ganas de coger contigo, la besaba con fuego, mi mujer con los ojos de plato, no daba crédito al tamaño de la polla, tímidamente la agarraba, y la pajeaba suavemente, a su mano le faltaba mucho para poder cerrarla, mi amigo se sentó y le decía ven súbete, pero mi mujer decía déjame mamarla un poco por que no me va a entrar, ¡la tienes enorme!.

Lucy se hinco a mamar esa cabezota que apenas entraba en su boca y se veían las hebras de liquido que salían de los labios de mi mujer, yo aproveché para desnudarme y me acerque por atrás de mi esposa para acariciarle su panocha que estaba blanca de líquidos que salían, separó sus piernas me la empecé a coger de perrito mientras seguía mamando la verga de Paco, estábamos los tres súper calientes, estaba a punto de corredme y me separé de Lucy, entonces ella se puso de pie, se subió al sillón, se empezó a hincar en la verga de mi amigo, él se tragaba los pezones de mi mujer, ella se centraba la cabezota morada con movimientos circulares en su coño, con una cara de lujuria con unos gritos bien fuertes la cabeza iba desapareciendo, poco a poco mi amigo se la dejo ir a fondo, ella gemía, gritaba despacio que me lastimas !que vergota tienes¡ un rato después lo cabalgaba con todo, subía y bajaba, como película porno.

Por primera vez me sentí celoso y encabronado de oírla gritar y jadiar en esa forma, era toda una puta que yo desconocía, pero al mismo tiempo me calentaba muchísimo verla coger con tantas ganas y además con tamaño pollón, se besaban rozando las lenguas, Paco le estrujaba las nalgas con fuerza le decía que nalgas tan ricas tienes, tú panocha esta apretadísima jadiaban y gemían los dos, mi amigo la bombeaba con todas sus fuerzas, los orgasmos de mi esposa eran continuos, un rato después, mi amigo gritó jadiando !me voy a venir¡ mi mujer se dejó caer en su verga metiéndosela toda, besándolo con mucha pasión, los dos se convulsionaban, Paco estaba llenando de leche sus entrañas, sus jugos salían y bañaban sus huevos, un rato después Lucy se desmontaba.

La tome entre mis brazos la bese con todo la recosté en la alfombra, me la cogí con todas mis ganas, sentía su coño muy flojo y muy lubricado después de la cogida que le metió mi amigo, ella jadiaba, me besaba sus orgasmos eran muy fuertes tenía muchas contracciones en su panocha, pero más me calentaba lo flojo y mojado de leche que mi amigo le había dejado su coño, Paco nos veía coger pajeándose su cañón, yo aceleré mis movimientos, le mamaba sus pezones y pronto le llenaba de leche el fondo de su coñito, fue uno de los orgasmos más fuertes que he tenido, terminamos con un beso muy tierno que me dio mi esposa como dándome las gracias, tomó su vestido y corrió al baño.

Paco me dijo, ¿todo bien? Le dije si claro, nos pusimos los shorts, me paso una copa de champaña, brindamos y me dijo; tremenda mujer que tienes esta bellísima, coge riquísimo que afortunado eres, ojalá que les halla podido ayudar en cumplir su fantasía, con creses le dije, pero en la preparatoria no tenías esa vergota si he sabido no te dejo cogerla, me la dejaste bien floja cabrón y soltamos una carcajada, estoy muy caliente me puedo echar otro con tu esposa, le dije por mi no hay problema mejor pregúntale a ella, en eso iba saliendo Lucy del baño con cara de arrepentida, con su vestido puesto sin nada abajo, Paco le acerco una copa, ella la bebió rápidamente y nos dijo; tengo una pena tremenda con ustedes, ¿que van a pensar de mí? Se volteó hacia mí y me dijo con lagrimas en los ojos; gordo tu sabes que siempre te fui fiel, me siento muy avergonzada con lo que pasó estaba muy borracha, le dije no te preocupes de nada, fue solo nuestra fantasía echa realidad, Paco lo sabe y solo nos ayudó a realizarla, no ha pasado nada relájate y disfruta, a mi amigo le has cumplido su sueño siempre te deseó, brinda con nosotros por nuestra amistad, le cambió la cara, tomo su copa y brindó con nosotros.

Lucy preguntó, tú Paco ¿que piensas? Mi amigo le contestó que estas buenísima toda la vida me gustaste, para mi se me cumplió un deseo guardado muy profundo, y me siento feliz de estar con ustedes, pero no me voy a ir sin cogerte de nuevo, sonreímos los tres y le dimos un beso al mismo tiempo en sus mejillas, servimos más tragos nos sentamos los tres en el mismo sillón, empezamos a acariciarla, nos alternábamos para besarle su boca, Paco metió una mano por debajo de su vestido, acariciando sus muslos al rato ya estaba dediando su coñito mientras yo le acariciaba sus tetas, unos minutos después tenía sus piernas abiertas, mi esposa nos dijo, que calentada me están dando cabrones, le quitamos el vestido y nos quitamos los calzones, le chupábamos y besábamos todo su cuerpo.

Ella sentada en medio de los dos tenia una verga en cada mano, las pajeaba lentamente concentrando su atención en el nuevo juguete de mi amigo, que le corría el pellejo que se iba hinchando en una forma monumental y decía, no se como me cabe semejante polla, sentía que me partías. Mientras yo tenía la tanga empapada de Lucy en mis narices con un olor delicioso, se la ponía a Paco en su nariz, la aspiraba a fondo, dijo, pero la prefiero directamente y se hincó en la alfombra a mamar la panocha de mi esposa mordisqueándole el clítoris, ella jadeaba y se retorcía de placer en el sillón yo le mamaba sus tetas y se las pellizcaba, nos besábamos rozando las lenguas, mientras me pajeaba mi polla, mi amigo le decía tu clítoris es enorme, por la excitación le sobresalía bastante de su panocha.

Paco le dice ven vamos a coger de perrito, ella le contesta jadeando que primero me la cogiera yo para que le fuera abriendo su coño, mi amigo se sienta en la orilla del sillón, Lucy se baja a la alfombra se pone en posición, y me dice cojéeme mi amor que estoy muy caliente, mientras chupaba y mamaba la verga de Paco su panocha estaba súper lubricada y ardiendo, se la dejé ir a fondo la sentía otra vez normal, que alivio pues pensaba que Paco me la había dejado floja, un momento después Lucy tenía uno de los orgasmos más intensos de su vida, gimiendo con la boca bien llena, los tres estábamos en la gloria, entonces Paco dice cambio, yo me separé y tomé su lugar en el sillón, le abrió más las piernas a mi mujer le empezó a ensartar su cabezota, mi esposa jadiaba y sollozaba con una cara de puta lujuriosa me volteaba a ver, mi amigo la bombeaba lentamente dejándole por momentos su herramienta clavada hasta el fondo, ella gemía y jadiaba con unos gritos tremendos, tenía una cadena de orgasmos como nunca, me quería mamar la verga pero no atinaba a su boca por las convulsiones tan tremendas que tenía, por momentos tenía los ojos en blanco, por la magnitud de la cogida que le estaba dando mi amigo.

Paco se aferraba con todo de sus nalgas, después de un rato se separa y la acuesta en la alfombra, mi esposa abre sus piernas al máximo y veo claramente que su verga tenia la cabeza roja morada llena de leche de Lucy, la centra de nuevo se la va empujando hasta los huevos, la escena era tremenda, mi mujer se venía orgasmo tras orgasmo con contracciones y punzadas incontrolables sus lenguas trenzadas en un interminable beso, sin dejar de gemir los dos, las acometidas de Paco eran cada vez más rápidas y violentas que le sacudían las tetas a mi mujer, un rato después Paco grito ¡me voy a correr! Mi esposa totalmente despatarrada lo abrazaba con sus piernas, mi amigo jadiaba y resoplaba se empezaron a convulsionar los dos, los huevos chocaban con el culo de Lucy, un memento después mi amigo le rellenaba de leche su coñito.

Mi esposa estiro sus brazos con una cara de puta y me invitaba a coger, yo acepté de inmediato, entré en su coño como cuchillo en mantequilla (pero derretida) por que mi amigo le había dejado bien abierto el agujero y lleno de leche, que salía directa a su culo, yo tenía una extraña calentura pues mi verga estaba durísima e insensible, Lucy jadeando, de nuevo era una maquina de coger nunca lo había sospechado, su coño se iba ajustando a mi verga y tenía otro orgasmo, la seguí bombeando con todo sentí que estaba a punto de venirme, me separe violentamente de su coño y le grite, mámalo, se lo puse en su boca lleno de leche de mi amigo, se lo trago todo me chupaba con todas sus fuerzas, tenía unas punzadas muy fuertes en la polla, un momento después se atragantaba con la leche que le estaba llenando su boca y le escurría por su barbilla, yo veía estrellas y Paco nos veía con ojos de plato, pajeando su polla.

Al momento de levantarse mi mujer, mi amigo la ayuda, quedando los dos de pie, él la abraza y sin importarle mi leche le da un profundo beso en su boca trenzando sus lenguas, estrujando con sus dos manos las nalgas de Lucy, la tenía medio parada le restregaba la cabeza en el coño pero no entraba, la leche de Paco escurría por la parte interna de los muslos de mi esposa hasta sus rodillas, ella lo separa, toma su vestido y corre al baño, yo me empecé a vestir, Paco me decía que ¿ya se acabó tan rápido?, le dije si por mi ya fue todo no puedo más, los voy a invitar un fin de semana a mi casa de Valle de Bravo, para no estar con prisas.

Lucy salio del baño, y nos dijo que bárbaros que cogida me dieron, no puedo ni caminar, Paco quiere más le dije, no Paquito perdóname pero estoy muy cansada vamos a sentarnos a platicar le serví otra cuba a mi amigo, al rato Lucy se quedó dormida en el sillón, le dije a Paco ayúdame a llevarla a la cama, él haciendo gala de sus músculos la levanto y la llevó a nuestra recamara, mientras yo destendía la cama, la recostó y me preguntó si la desnudábamos, asentí con la cabeza, le sacamos su vestidito quedó desnuda, Paco la contemplaba y decía está preciosa, que suerte tienes le dio un beso muy tierno en los labios, salimos de la recamara vio la hora 4.45 AM. Es muy tarde me dio un gran abrazo, me decía muchas gracias no sabes lo feliz que me hiciste.

Han pasado dos semanas, mi amigo Paco me llama frecuentemente, para saludarnos e invitarnos a su casa de Valle de Bravo, mi esposa súper cariñosa conmigo cogemos con mucha pasión muy seguido, pero cada ves que hablo de mi amigo ella me cambia el tema y dice que eso ya pasó.

La verdad tengo ganas de repetir el trío con Paco, ustedes que piensan.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Puedes ser el primer comentario... ¡Date prisa!

Quiero recibir relatos en mi correo electrónico

Ir arriba