jueves, 7 de abril de 2016

Con mama II

Hola amigos: 

Voy a contar la continuación de lo acontecido en las relaciones entre mi madre y yo. Como recordareis aquel sábado nos entregamos por completo a descubrir hasta qué punto el amor entre nosotros dos era lo más sublime que nos había pasado en la vida.

Cuando amaneció al día siguiente mire a mi madre que seguía dormida, había sido una noche maravillosa, donde fui descubriendo poco a poco lo fogosa y gran amante que podía llegar a ser. Me levante y después de ducharme prepare el desayuno y se lo lleve a la cama, la desperté de la forma más suave posible y mientras desayunaba le dije: 
-Mama que te parece si este año nos vamos tu y yo de vacaciones a una casita rural me apetece estar solo contigo en mitad de la naturaleza. 
-Me parece una idea estupenda además que estoy a punto de coger las vacaciones y tu idea me parece fantástica. 

Dicho y hecho en el transcurso de las semanas siguientes buscamos una casita rural lo mas apartada posible de ojos indiscretos en el norte de la península y la encontramos. Era una pequeña casa en el norte como queríamos en un paraje de ensueño con mucho verde y muchas zonas donde poder dar grandes paseos, también tenía más o menos cerca una zona de rio que los lugareños tenían preparada para sus ratos de ocio donde en días calurosos uno se podía dar un baño. 

Llego el día del viaje preparamos las maletas y nos fuimos cualquiera que nos viera y sin conocernos podía pensar que éramos una pareja de enamorados en sus vacaciones, cuando sabíamos que ya nadie nos conocería nos besábamos y dábamos arrumacos de enamorados la verdad que estaba deseando llegar al destino para hacerla mía otra vez. 

Como hacía calor ella iba vestida con una faldita de vuelo corta y una blusa fresquita pero holgadita, ya en el coche no me pude resistir y le metí mano por debajo de la falda le aparte las braguitas y la fui metiendo el dedo en su chochete esto izo que ella cogiera una postura mas cómoda para que pudiese masturbarla mejor, así íbamos yo conduciendo y ella gimiendo por el placer que le estaba dando con mi mano, hasta que con un gemido se corrió copiosamente en mi mano, que yo con gran deleite chupe después pues sus líquidos me sabían a gloria. 
-Estas loco cariño tenemos que tener cuidado nos podemos matar con el coche. 
-Tranquila mama si te has fijado controlo en todo momento además me dirás que no te ha gustado. 
-Me ha encantado o si no tu dirás que es lo que tu tenias en tu mano que has chupado con tanto gusto, pero ahora mira como tienes tú la polla esta dura como una roca . 

Sin cortarse un pelo me la saco de los pantalones y fue decidida a comérsela. 
-Espera eso ahora no te lo voy a dejar que lo hagas. 
-Pero porque cariño si mira como te sale liquido pre seminal de lo excitado que estas. 
-Me encantaría que lo hicieras pero entonces sí que tendríamos un accidente porque en la forma que tú me comes la polla yo no puedo por menos que cerrar los ojos y disfrutar. Además déjalo para la noche y me haces lo que tú quieras. 
-De acuerdo cariño esta noche te hare gozar como nunca. 

Así lo dejamos aunque yo tenía un dolor de huevos bárbaro por no descargar la excitación que tenía, llegamos a nuestro destino algo tarde nos acomodamos. La casita era una gozada era una casa de esas prefabricadas toda de madera con un salón, cocina estilo americana, una habitación con cama de matrimonio y un cuarto de baño con yacusi, el salón tenía una pequeña chimenea de leña supongo que para el invierno. 

A los dos nos encanto comimos algo y para relajarnos le propuse darnos un baño en el yacusi. 
-Estoy de acuerdo, vamos. 

Me cogió de la mano y me llevo al baño, allí sin darme tiempo a nada abrió el grifo, echo sales de baño al agua, y mientras se llenaba el yacusi me desnudo y agarrando mi polla se la metió a la boca y comenzó a darle unas chupadas deliciosas, como imagináis mi polla respondió al instante a la primera chupada que le dio se puso como una roca algo que ella aprovecho para envolver su lengua un mi capullo, tan pronto chupaba mi capullo como se metía mi polla hasta la garganta, sin olvidarse de darle lengüetazos a mis testículos. 
-Mama vas a conseguir que me corra como sigas así. 
-Eso quiero que te corras en mi boca te lo debo después del viaje tan lindo que me has dado. 

Chupo con tanta ansia y tanta habilidad que me fue imposible aguantarme. 
-Me corro mama, me coooorroooo…… aghhhhh. 

Mi corrida fue apoteósica después de cómo iba de cargado del viaje casi no da abasto a tragar mi leche, le provoco alguna que otra arcada. 

El yacusi termino de llenarse, entre besos y caricias la desnude yo a ella y nos metimos en él, la verdad que fue una gozada casi nos quedamos dormidos los dos abrazados de lo que nos relajo el baño en el yacusi. 

Nos secamos mutuamente, la cogí en brazos y la lleve a la cama, la tumbe en ella y yo me puse al lado de ella, nos besábamos y acariciábamos: 
-Mama eres lo más bonito que me ha pasado nunca. 
-Y tú para mi hijo. 

Debo aclarar que mi madre y yo llegamos a un acuerdo el trato entre ella y yo sería siempre: que yo la llamaría mama y ella a mi hijo, eso nos producía más morbo si cabe y sobre todo porque ella me dijo que algún día me echaría novia y llamarnos por nuestros nombres parecería menos afectivo. 

Entonces nos besamos con un beso tierno de pasión fui bajando despacio por su cuello hasta llegar a sus tetas donde estuve un rato chupando y dándole pequeños mordiscos en los pezones que hizo que estos despertasen poniéndose de punta, seguí bajando por su vientre hasta llegar a su pubis, en ese momento se puso encima mío y nos fundimos en un 69 delicioso con suma dulzura le chupaba y mordisqueaba su clítoris y ella a mí, mí polla. 

Yo con mi lengua de vez en cuando le chupaba también su ano cosa que a ella le gustaba porque cada vez que se lo hacia gemía mas fuerte. En eso estaba cuando empecé a masajearle el ano, mi intención era dilatárselo para poder meterle mi polla en su culo: 
-Espera hijo ahora no, déjame primero que me haga a la idea. 
-Pero mama me encantaría poder follarte por el culo. 
-Lo sé pero ten paciencia cariño. 

La verdad que me quede con las ganas pero le hice caso, a cambio ella se puso encima mío y cogiendo mi polla la dirigió a su coño, sentándose encima y clavándosela hasta lo más hondo, así sentados enfrente uno del otro empezó a moverse despacio para prolongar el placer de una penetración tan profunda, mientras nos abrazábamos y besábamos, yo iba desde su boca hasta sus tetas masajeándolas y dándole unos mordisquitos y chupadas. 

Según iba llegando al clímax sus movimientos se fueron haciendo mas rápidos hasta que al final parecía una fiera, jadeaba y gritaba como una posesa eso izo que a mí me llegase una corrida bestial la notaba subir desde mis huevos hasta mi polla: 
-Mama me cooorrooo…… 
-Yo también, los dos a la vez aaaaaaghhhhh…… 

Nos corrimos simultáneamente los dos y así nos quedamos dormidos ella encima de mí y con mi polla clavada en su chocho. 

A la mañana siguiente cuando desperté ella no estaba en la cama me levante me di una ducha y cuando fui a la cocina ella estaba allí me puso un café y me dijo: 
-Cariño espero que lo que te dije ayer no te hiciera sentir mal. 
-No mama no te preocupes (yo sabía que se refería a lo de follarme su culo) ya llegara el momento tu lo decidirás no tengo prisa. 
-Gracias cariño por ser tan comprensivo. Que quieres que hagamos hoy. 
-Podíamos dar un paseo para conocer la zona y así hacemos ganas para comer. 
-Me parece una idea excelente. 

Salimos a pasear ella con un pantaloncito corto ceñido que le marcaba el culo y los pliegues de su chocho y una camiseta de tirantes ceñida que le marcaban las tetas, eso ya hizo que mi polla se levantase, la hubiese follado allí mismo pero me aguante. 

Salimos y la verdad que la zona era preciosa había unas arboledas enormes de cipreses con unos prados de hierba verde exquisitos por todos lados había flores, andando subimos una pequeña colina donde había una especie de mirador, desde allí pudimos ver el paisaje y nos dimos cuenta que había un pequeño lago del otro lado y que la zona realmente estaba sola no se veía a nadie. 

Nos sentamos debajo de un árbol en una toalla que yo llevaba, entonces me fije en mi madre, con el calor que hacia su camiseta estaba calada le dije: 
-Mama porque no te quitas la camiseta esta calada la ponemos al sol y así se seca. 
-Ya lo que tú quieres es verme las tetas – me dijo entre risas.- 
-Las tetas y todo lo que me dejes, ya que no hay nadie que pueda vernos. 
-La verdad que es cierto, pues sabes que…. 

Tiro de la camiseta y se la quito dejando sus tetas al aire. Eso y mis hormonas hicieron el resto. Mi polla se puso dura ella que se percato me dijo: 
-Pero ya tienes ganas de nuevo. 
-De ti siempre, pero es que verte toda la mañana así vestida me tiene a tope. 
-A eso tiene fácil arreglo. 

Entre risas tiro hacia debajo de sus pantalones y se quedo desnuda. 
-Eso no lo mejora creo que vas a tener un problema. 

Me desnude yo también y sobre la toalla me tumbe encima de ella y sin mediar mas palabras la penetre tenía el chocho tan lubricado que mi polla entro sin dificultades. La empecé a follar con ímpetu ella gemía como enloquecida y no tarde mucho en correrme dentro de ella eso hizo que al sentir mi leche dentro de su vagina ella también se corriese. 
-Parece que no solo yo soy el salido. 
-Que te pensabas que yo no tenía ganas, el ver este paisaje, ver que no hay nadie y tenerte aquí a mi lado ha hecho el resto. 
-A demás lo venia pensando y te mereces un regalo muy especial. 
-El ¿qué? 
-Quiero que me folles el culo, aquí mismo, pero eso sí se amable y ten cuidado por favor. 
-Gracias mama, lo tendré no te preocupes. 

No me lo podía creer mi madre me iba a dejar follarme su culo en mitad del campo solo decírmelo mi polla se puso más dura que nunca. Mi madre se puso a cuatro patas yo detrás de ella empecé a chuparle el ano para lubricar la zona mientras le daba un masaje, despacio le fui metiendo un dedo y lo fui moviendo en círculos muy despacio mientras con la otra mano le masajeaba su coño. Poco a poco fui metiendo otro dedo, mientras ella se iba relajando, sus gemidos se fueron haciendo más notorios. Hubo un momento en que parecía que le había hecho daño pero no fue así y seguí con mis masajes. 

Estuvimos mucho rato así tanto que le llego un orgasmo al estar masajeando su chocho en ese momento me dijo: 
-Cariño intenta clavarme ahora tu polla. 

Cogí parte de sus fluidos vaginales me embadurne la polla y empecé a apretar su ano, ella movía su culo contra mi polla y sorprendentemente mi capullo desapareció dentro de su ano. Me quede quieto, cosa que ella agradeció, fue ella mismo quien con un envite hacia atrás se termino de clavar mi polla. 

Después de eso fui moviéndome despacio, parece que se acostumbro pronto a tener mi polla en su culo porque dijo: 
-Ahora cariño muévete más rápido. 
- Que gusto me estás dando, es increíble que sensación más rica. 
- Sigue, sigue, párteme el culo con esa joya de polla que tienes. 

Con esas palabras me tenía como loco, empecé a darle unas embestidas con todas mis fuerzas, mis huevos chocaban contra su chocho eso hacía que ella se excitara aun mas, cuando estábamos a punto de llegar al clímax le agarre las tetas: 
-Mama me voy a correr, que sensación más rica, tengo la polla tan apretada en tu culo que estoy a punto de correrme. 
-Yo también cariño es una sensación tan intensa que me vuelve loca. 
- Parece que me voy a derretir de placer, cabálgame jinete mío. 
- Folla este culo que es solo para ti, córrete dentro de el. 
- Quiero sentir tu leche en mis entrañas. 
-Si mama me cooooorrooo…..aghhhhhhh 
-Yo también mi vida, que calorcito mas ricooooo agggghhhhh 

Ahí no corrimos los dos, cuando mi polla bajo, se salió de su culo y de él empezó a salir parte de mi corrida. 
-A sido increíble hijo tenemos que repetirlo. 
-Si mama ha sido increíble ahora sí que me has dado todo lo que podías darme. 
-Tú te lo mereces, me estás haciendo la mujer más feliz del mundo. 
-Eso porque tú eres la mujer a la que yo mas quiero. 

Después de eso volvimos a la casa, os puedo decir que ese verano entre mi madre y yo fue maravilloso, follamos de todas las formas posibles y en todos los lados que nos apetecía. 

Desde entonces en mucho tiempo tuvimos una relación de pareja hasta como me dijo ella conocí a la que hoy es mi mujer. Desde que me case ella se ha mantenido al margen de mi relación. 

Quiero a mi mujer y tengo una relación con ella maravillosa pero lo que siempre tendré presente fueron esos años tan especiales con mi madre.

2 comentarios:

  1. Que padre relato me gustaría saber que tal se siente coger con la mama

    ResponderEliminar
  2. Que padre relato me gustaría saber que tal se siente coger con la mama

    ResponderEliminar

Puedes ser el primer comentario... ¡Date prisa!

Ir arriba