domingo, 24 de septiembre de 2017

El primer anal de mi esposa

Hola, soy Gonzalo. Hace ya un tiempo que os voy siguiendo por internet, y al ver que muchos de vosotros vais escribiendo para contar vuestras experiencias, me he decidido yo también a hacer lo mismo.

Abuso en el bus

Estrella, era una mujer decidida y atrevidamente obscena. Sus pensamientos cuando se encontraba a solas en su casa, acababan siempre en el mismo lugar, pensando en sexo, en sus aventuras, en sus primeros escarceos y como fue cambiando su manera de pensar en cuanto a amor y sexo se refiere.

La que nace puta, muere puta

Hola a tod@s, me llamo Iris, tengo 26 años, soy y siempre he sido una chica gordita, gordita pero atractiva, lo que siempre me ha gustado de mi es mi culo gordo respingón y mis enorme tetas, uso una talla 120 y me cuesta mucho encontrar sujetadores que me valgan.

Una tarde-noche de placer

Soy una mujer de 44 años. Casada. Para que se hagan una idea mido 1,56, peso 73 kg. Soy de cabello castaño con media melena y ojos marrones. Soy de las que se dicen mujer con  volumen por todos los sitios. Vivo con mi marido y mi hijo que tiene 5 años.

Vacaciones en familia: En la playa con mi nuera

- Noe, cariño, ¿nos vamos ya? Así podremos comer prontito y pillar las mejores horas del sol. Ya he pedido en Es Ministre que nos preparen una ensaladita y un arroz caldoso de bogavante en una mesa a tocar la arena. Así disfrutaremos de las vistas y la comida a la vez! Mi amiga Lali, me dijo ayer que sabía de buena tinta (o mejor, de buen polvo…) que hoy estarían también los de la selección holandesa de vóley allí y ya sabes: no tienen desperdicio, ni pudor.

jueves, 21 de septiembre de 2017

La primera vez

Te echas tumbada en la cama, desnuda y boca abajo. Me pongo de rodillas encima de tus piernas y empiezo a masajear tu culo,  despacio, lentamente con una mano en cada cacha.....ummm,  asi, eso es, apretando un poco más.   zasss, zasssss, un par de azotes leves, solo que suenen, que no duelan, acompañados de más masaje en los glúteos, con los dedos apretando un poco más, cogiendolos  enteros,  dejando que los pulgares se deslicen entre la separación de esas dos montañas lujuriosas, mas, un poco más.

Buscando nuevas experiencias

Me he entusiasmado escribiendo y aunque lo he acortado todo lo posible al final me ha resultado un poco largo pero ahí os lo dejo, no seáis muy duros con las críticas jajaja…

Quiero recibir relatos en mi correo electrónico

Ir arriba